Puesto que la retención de líquidos suele ser un síntoma de otras dolencias, es importante obtener un diagnóstico médico, además de tomar medidas para combatirla de forma natural en casa.

La retención de líquidos es un mal presente en una gran cantidad de personas.

Aunque suele pasar desapercibido, cuando las sustancias acumuladas en el organismo se exceden, causa molestias importantes.

¿No es una enfermedad?

A pesar de ser considerado como un padecimiento, la retención de líquidos o hidropesía, no va más allá de un síntoma asociado con diversas enfermedades.

Por tal razón, no debe pasarse por alto, e inmediatamente hay que acudir a profesionales de la salud para descartar problemas en el sistema digestivo, el corazón o los riñones, entre otros.

Retención de líquidos

Tal y como lo indica su nombre, se trata de una acumulación de sustancias en diversos tejidos del cuerpo.

En términos generales, la mayoría son ingeridas de forma debida; sin embargo, diversos factores hacen que no sea posible eliminarlos adecuadamente.

Factores causantes de la retención de líquidos

En primera instancia, la retención de líquidos se produce por el desequilibrio regulador del paso de los mismos entre diferentes zonas.

En conclusión, se presenta cuando el organismo se ve incapaz de eliminar el exceso de líquidos a través del sistema excretor.

También influyen factores tales como:

  • El embarazo
  • Deficiencias renales
  • Problemas hepáticos
  • Menopausia
  • Malas condiciones estomacales
  • Obesidad
  • Sedentarismo

¿Cómo reconocer la retención de líquidos?

Como hemos mencionado anteriormente, la retención de líquidos no es una enfermedad como tal, sino parte del cuadro sintomatológico de algunas.

No obstante, debemos saber que esta cuenta con sus propios síntomas.

Para saber si realmente presentamos una acumulación de sustancias en el organismo, debemos revisar los siguientes indicadores:

  • Cansancio o fatiga acumulada.
  • Pesadez (especialmente en las piernas).
  • Hinchazón paulatina en extremidades inferiores.
  • Hinchazón del abdomen.
  • Dolor abdominal.
  • Inflamación en otras zonas del organismo (es más inusual, pero puede presentarse).

Remedios naturales

1. Beber agua

La hidratación es importante para el organismo, incluso cuando se padece la retención de líquidos.

Aunque pueda parecer contradictorio, en ese momento es necesario ingerir cantidades más altas del preciado líquido. Y es que, de no hacerlo, otras sustancias se quedarán allí almacenadas por mayor tiempo.

  • Si no bebemos más el organismo favorece el almacenamiento automático de líquidos con el fin de prevenir una necesidad inesperada.
  • En conclusión, se recomienda mantener en constante renovación el agua dentro del cuerpo.

2. Infusión de té verde

Los alimentos o ingredientes diuréticos son una alternativa ideal para quien padece  retención de líquidos, y entre ellos, el té verde es uno de los mejores.

Este no sólo es diurético, sino que también cuenta con propiedades depurativas. Por tal razón, su consumo facilita la eliminación de toxinas a través de la orina.

  • Puede ser diario o, mínimo, tres días a la semana.
  • Se recomienda elaborar la infusión en casa y consumir, por lo menos, tres tazas a lo largo del día.

3. Comer piña

La piña es un fruto exquisito y jugoso, por ello es uno de los más consumidos en el planeta, especialmente en regiones calurosas o costeras.

No obstante, esta no se come solo por su gran sabor, sino que también hay quienes la consumen por sus nutrientes benéficos para el organismo.

La piña se compone en su gran mayoría por agua, lo cual la convierte en un alimento diurético favorable para combatir la retención de líquidos.

Por otra parte, comer piña de forma regular favorece a la circulación de la sangre y ataca la celulitis.

4. Infusión de perejil

Al igual que ocurre con el té verde, la infusión de perejil también cuenta con propiedades diuréticas excelentes para eliminar las toxinas acumuladas en el organismo.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de perejil (10 g)

Preparación

  • Lleva a ebullición el agua y añade la cucharada de perejil y deja que infusione durante 10 minutos.
  • Se recomienda consumir, al menos, dos tazas de té de perejil al día.

En caso de no querer consumir una infusión también se pueden obtener grandes beneficios del perejil en forma de jugo.

Otras alternativas

Aparte de los remedios naturales mencionados, para tratar la retención de líquidos existen otras alternativas fáciles de realizar:

  • Nadar por tiempo prolongado.
  • Elevar las piernas.
  • Evitar el exceso de sal en los alimentos.

Fuente:mejorconsalud

1 comment on “4 remedios naturales para impedir que la retención de líquidos”

Comments are closed.