Signos de rápido cambio climático en el confín desértico antártico

El desierto arenoso polar de la Antártida, los valles secos de McMurdo, está dando señales de un cambio rápido y generalizado, por el deshielo del permafrost y el adelgazamiento de sus glaciares.
Investigadores liderados por Andrew Fountain, profesor de Geología en la Universidad de Portland State usó un escáner láser o lidar en el para medir las elevaciones de la superficie de los glaciares, suelos y lagos cubiertos de hielo en la región expuesta más grande de la Antártida. Luego, el equipo comparó las elevaciones con mediciones similares realizadas en 2001 por un proyecto diferente.
“Millones de metros cúbicos de hielo enterrado se han derretido en la última década”, dijo Joseph Levy, autor principal del artículo y profesor asistente de Geología en la Universidad de Colgate. “Es un cambio sin precedentes durante el período histórico de la Antártida y quizás desde el final de la última era glacial. Si continúa, podría eliminar los últimos depósitos de hielo de algunos valles en unos quinientos años”, agregó en un comunicado.
Levy dijo que creen que el culpable es el agua de deshielo. Cuando los suelos se descongelan y se humedecen al derretir el hielo enterrado debajo, se reduce su capacidad de aislamiento y conducen mucho más calor. “Los valles han sido considerados casi atemporales, pero aquí vemos algunos cambios que se considerarían rápidos incluso en climas más templados”, dijo Fountain.
Estos cambios rápidos en los últimos 14 años se producen en un momento en que el clima antártico puede estar cambiando. Mientras que la región de los Valles Secos se estaba enfriando localmente durante la década de 1990 y principios de la década de 2000, siguieron veranos más cálidos. Un importante episodio de fusión en el verano antártico de 2001-2002 preparó el escenario para la fusión generalizada en este paisaje polar desértico.
Millones de metros cúbicos de hielo enterrado se han derretido en la última década, dijo Joseph Levy, autor principal del artículo y profesor asistente de Geología en la Universidad de Colgate.
Fountain agregó que los Valles Secos pueden estar en el umbral de una reorganización importante. Levy y Fountain dijeron que el derretimiento del hielo terrestre y el adelgazamiento de los glaciares amenazan con alterar los delicados ecosistemas del desierto polar y eliminar pistas sobre el cambio climático del pasado.
“La historia de cómo se derrumbaron las capas de hielo al final de las últimas dos edades de hielo está escrita en las formas de relieve del permafrost pegadas a montañas y valles en la Antártida”, dijo Levy. “Cuando el suelo congelado se derrite y se convierte en barro, es como dejar caer tu cuaderno en un charco. Lo que hay escrito se borra”.

Fuente:noticiasambientalesinternacionales