Imagen Shutterstock

Goldwind, fabricante chino de turbinas eólicas, va a inaugurar un programa piloto de formación gratuita para desempleados de la industria del carbón de Wyoming, en Estados Unidos, que quieran reciclarse y trabajar en la construcción y en el mantenimiento de plantas de energía eólica.

El anuncio sorprende tanto en tiempo, como en espacio. En tiempo, porque ha coincidido con la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el Acuerdo de París con el argumento de que el cumplimiento de los compromisos derivará en la pérdida de empleos en la industria del carbón.

 

 

En cuanto al espacio, la decisión de la rama estadounidense de Goldwind choca porque Wyoming es uno de los estados más hostiles a la energía eólica de todo Estados Unidos, llegando a operar en él incluso un impuesto a la energía generada a partir del viento.

Pese a todo lo anterior, Wyoming no es solo el principal productor de carbón del país, sino que es un área idónea para la instalación de plantas eólicas por sus fuertes vientos. Además, el ritmo de destrucción de empleo en la industria del carbón, que solo el año pasado dejó a 6.000 trabajadores en la calle, hace de este estado uno de los más idóneos para implementar esta medida piloto, que arrancará de forma inminente con una serie de sesiones informativas.

Imagen Shutterstock

Golwind ofertará formación gratuita en instalación y mantenimiento de plantas de energía eólica, que incluirá además entrenamiento en seguridad laboral y en escalada, aspecto que se entrenará en una planta del estado de Montana. Con estos cursos, los desempleados del carbón adquirirán las competencias necesarias para trabajar como técnicos en plantas eólicas, uno de los perfiles con más proyección en el mercado laboral estadounidense.

A las predicciones de crecimiento de la demanda de personal formado en este campo se suman en el caso concreto de Wyoming los planes de Goldwing de proveer hasta 850 turbinase eólicas para un proyecto en Carbon County, para el que se prevé que sean necesarios unos 200 trabajadores especializados.

“Si podemos aprovechar este mercado y, además, ayudar a las personas que pueden estar atravesando dificultades en el mercado laboral actual, estaremos en una situación en la que todos ganamos”, explicó David Halligan, responsable de Goldwing en Estados Unidos, en declaraciones a The New York Times.

La iniciativa del fabricante chino, que puede ofrecer en una salida a cientos de trabajadores del estado de Wyoming que ven cómo la industria del carbón va en declive, arrancará con este piloto para, si funciona, extender esta oferta de reconversión profesional gratuita a otros estados del país donde provee turbinas eólicas, como por ejemplo Texas.

Más información en Goldwind.Ecoinventos

1 comment on “Un fabricante chino formará gratis en energía eólica a desempleados estadounidenses del carbón”

Comments are closed.