Al menos 60 países realizan este tipo de vuelos que les ayudan a llenar embalses y regar cultivos en épocas de sequía

fotos_gal_inicio

La práctica de «sembrar» las nubes mediante aviones que inyectan químicos en ellas para provocar que llueva se ha vuelto a popularizar en los últimos cinco años.

Al menos 60 países de los cinco continentes realizan este tipo de vuelos, que si son exitosos, les ayudan a llenar embalses y regar cultivos en épocas de sequía.

Pero volar en medio de las nubes en una tormenta no es un asunto sencillo. Para hacerlo correctamente, un veterano necesita para navegarlas, al menos, un par de tormentas, explicó Hans Ahlness, vicepresidente de operaciones Modificación al Tiempo Inc.

Las primeras investigaciones sobre la modificación del clima tuvieron lugar en los años 40 y tomaron auge en Estados Unidos por los años 60 y 70. Pero durante las dos siguientes décadas se perdió gradualmente el interés y la inversión en la «siembra de lluvias» en Estados Unidos al no cumplirse demandas poco realistas.

Sin embargo, en lugares como Sudáfrica, Australia, e Israel, la investigación continuó y desde hace cinco años, la práctica ha vuelto a extenderse.

Fuente: noticias-ambientales.com